Miradas desde adentro

con Joaquín Borges-Triana

Miradas desde adentro
Música Opinión

Concierto de Polito Ibáñez: Las cosas simples que nos llenan

Por Carlos Rafael
El pasado 29 de marzo tuvo lugar en el Teatro Mella, un acercamiento
entre una de las figuras más representativas del Movimiento de la
Nueva Trova y su público. Se trataba de Carlos Hipólito Ibáñez,
(Polito Ibáñez). La fecha no era otra que el cumpleaños 54 del
artista, por lo que este concierto se convirtió en un regalo del
homenajeado a sus fans que lo han seguido a lo largo de toda su
trayectoria musical.
En palabras del trovador, o cantautor como él mismo se define, “(…)
ese era un encuentro que le debía a su pueblo desde hacía mucho
tiempo, y que mejor oportunidad que en su cumpleaños (…)”. Interesante
resultó la presencia en un mismo espacio de un público generacional
diverso, que tenían como objetivo interactuar con la música, o mejor
dicho con la poesía convertida en música que viene defendiendo Polito
desde hace más de 30 años. Entre esta representación se encontraba un
gran número de jóvenes, a los cuales el músico les dedicó “Mentalidad
de surfing”, donde invita a reflexionar sobre esa vida un tanto
acelerada que los caracteriza, la cuál va acompañada por un
pensamiento de disfrute in crescendo, o una ideología muy distante de
los preceptos del pasado.
Más de dos horas y media no fueron suficientes para mostrar sobre el
escenario todo el repertorio que identifica la producción musical del
artista. Es así como no dio tiempo para la presentación de canciones
con un fuerte mensaje social presentes en el CD “De las manos y los
pies”, siendo esta temática una de las más defendidas en toda la obra
de Polito Ibáñez. Sin embargo le dio la posibilidad al trovador para
promocionar ante su gente varios de los temas que estarán en su
próximo fonograma.
Un homenaje más que merecido a Santiago Feliú, que cumplía años en
igual fecha, fue el protagonizado por el anfitrión, de conjunto con
Rochi, Gerardo Alfonso y Frank Delgado, lo cual dotó de gran
sensibilidad a la velada. Fue el momento propicio para rendirle
tributo de forma paralela a un creador musical que influyó de manera
sustancial en la concepción de la música cubana, y en especial, en la
Nueva Trova.
El ambiente creado entre artista-público y viceversa fue tan especial
que no hubo canción antológica que no fuese coreada por los
espectadores allí presentes. Hecho que agradeció sinceramente Polito,
haciendo ver que para él en especial, no hay mejor audiencia que su
propia gente, esa que ha hecho suya cada una de sus composiciones, y
que han sido la inspiración de muchas de sus letras. Temas que abordan
diferentes situaciones de la vida, y que por lo tanto siempre están
ahí, lo que demuestra que es un cantautor que no pasa de moda, estando
en el gusto hoy en día de un gran número de personas.
Un elemento importante que no llegó a ser tan grave, pero que sí le
restó valor a un espectáculo que como todos buscaba rozar la
perfección, fue el referido a las luces del teatro. En varias
ocasiones el movimiento de estas dirigidas a los espectadores,
dificultaba la visualidad de los mismos hacia el concierto sobre el
escenario. Algo que en definitiva debe funcionar como un todo
compacto, donde se establezca un nexo entre música, escenografía y
efectos luminotécnicos, de manera general. Esto no impidió en ningún
momento que se perdiese la empatía y relación recíproca entre los dos
extremos, artista y su gente.
Hay que hacer mención, de igual forma, al derroche de talento mostrado
por los invitados. Cada uno acompañando un tema en particular.
Alejandro Falcón, Yasek Manzano y Michel Herrera, piano, trompeta y
saxofón respectivamente, instrumentos tocados por maestros que seguían
los acordes de una guitarra y la fuerza de una voz.
La noche del 29 de marzo del 2019 hizo pensar que Cada día que
escuchamos la música de Polito Ibáñez, nos transporta a un Recuento
de nuestras vidas, donde aunque  sigamos con Mentalidad de surfing son
los Papeles y recuerdos, los que conducen a las Sombras amarillas de
un pasado real. Es así como descubriremos que en definitiva son Las
cosas simples las que nos llenan. Este artista se convirtió en un
estandarte para un pueblo, que vio satisfecha la sed de su poesía en
la fecha señalada, quedándose a la espera de su siguiente producción
discográfica.

1 COMENTARIO

  1. Excelente comentario que hace honor no solo a un cantautor excepcional como Polito, sino también a nuestra Trova, tesoro de la cultura cubana.

Deja un comentario

Suscríbase a nuestros boletines diarios

Holler Box

Suscríbase a nuestros boletines diarios

Holler Box
A %d blogueros les gusta esto: